EL EJE DEL HUERVA MULTIPLICA POR DOS SU POBLACIÓN EN TAN SOLO CINCO AÑOS

  • en 28 enero, 2008

Hoy domingo 27 de Enero aparece esta noticia en el Heraldo de Aragón, en la cual nos explican las Alcaldesas y concejales del PP de la ribera del Huerva la evolución del eje del Huerva y su crecimiento.La noticia no está completa aquí en la web, merece la pena leerla de la edición impresa, pues también habla el padre de nuestra Alcaldesa añorando un poco sobre la esencia del pueblo, que estamos perdiendo con el crecimiento desmesurado que está teniendo nuestra ribera y de los pocos medios y servicios que carecemos y la explosión demográfica que estamos teniendo.

CINTURÓN METROPOLITANO      El eje del Huerva multiplica por dos su población en tan solo cinco años. En el mismo lapso de tiempo, Zaragoza capital ha ganado 33.900 habitantes, apenas un 5 por ciento más.LUIS FACI/CRISTINA ADÁN. ZaragozaEl despegue urbanístico del entorno de Zaragoza ha adquirido un crecimiento sobresaliente en el eje del Huerva, que ha doblado su población en apenas cinco años. Este desarrollo, mucho más acusado que el que experimentan otras zonas como la carretera de Huesca o la de Logroño, dará lugar en pocos años a una lengua residencial sin interrupción desde el comienzo de Cuarte hasta el final de María de Huerva.

El crecimiento de estas dos localidades, a las que se une en menor medida Cadrete, ha sido constante desde hace una década, pero la verdadera explosión en número de habitantes se inició con el cambio de siglo. Con las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) en la mano, estos tres municipios han pasado de sumar 5.200 habitantes en 2002 a casi 10.600 a 1 de enero de 2007. Estos números excluyen los datos del padrón que manejan los ayuntamientos, aún mayores, y la bolsa de vecinos que siguen pagando sus impuestos en el Ayuntamiento de Zaragoza (la denominada población flotante).

De este modo, el eje del Huerva ha crecido un 100% en el último lustro. En el mismo periodo de tiempo, la capital aragonesa ha ganado 33.971 nuevos vecinos. El paso de una población de 620.419 habitantes en 2002 a una de 654.390 en 2007 supone un crecimiento global del 5,19%, un porcentaje si se compara con el crecimiento vivido en su entorno.

Aunque en menor medida que el eje del Huerva, la población en los municipios junto a la carretera de Barcelona -desde La Puebla de Alfindén hasta Osera- ha aumentado un 43% (2.900 habitantes más). A un ritmo menor se desarrolla el área entorno a la A-68 hacia Logroño, que aunque es mucho más grande que el eje del Huerva (solo Utebo ya tiene 16.000 vecinos) no le supera sin embargo en números absolutos. Este núcleo ha elevado su población un 33% en estos cinco años. El eje que menos crece es el del Gállego (Villanueva, San Mateo y Zuera), que ha ganado un 18% en este periodo. También es muy fuerte el desarrollo de La Muela, el único del entorno por la carretera de Madrid.

¿Evolucionan igual los servicios?

La explosión urbanística ha cambiado por completo el tejido urbano de estos tres municipios: como ejemplos, la desaparecida huerta de Cadrete o la estepa de María. Pero ¿han evolucionado los servicios a la misma velocidad? En general, y dada la cercanía con Zaragoza -la capital absorbe en muchos casos la eventual carencia en recursos educativos o sanitarios, por ejemplo-, los vecinos se muestran satisfechos, aunque también advierten algunas carencias.

Cuarte, verdadero paradigma del boom inmobiliario en Aragón, ha potenciado de forma sustancial su listado de servicios en estos años. Sobre todo, en el principal déficit que poseen los municipios del entorno: el transporte. La localidad cuartana financia un autobús que va hasta la capital cada media hora, y otro de menor tamaño que recorre el casco urbano, además de un buhobús las noches de los fines de semana.

Carencias sanitarias y educativas

Las mayores carencias siguen siendo aun así sanitarias y educativas. En el último caso, la situación se salvará en parte con el nuevo colegio, que abrirá el próximo curso. Mientras, el Consistorio estudia fórmulas de colaboración con clínicas privadas ante el insuficiente servicio público de urgencias. Por lo demás, las quejas se centran en la caótica planificación del antiguo casco urbano y en el reclamo vecinal por que haya más comercios.

Y es precisamente en este punto en el que los cadretinos coinciden con sus vecinos de Cuarte. El lugar donde antes estaba una de las dos panaderías que había en Cadrete es ahora parte de nuevas viviendas. Con un solo horno, varias pequeñas tiendas y un supermercado en la carretera hacia María de Huerva, muchos de los vecinos ‘emigran’ a comprar a Zaragoza.

También en Cadrete están pendientes de un nuevo centro educativo, que se estrenará el próximo curso y que sustituirá al actual, ya obsoleto. Las instalaciones se ubicarán en un zona de expansión del municipio. La falta de frecuencias en el transporte y la necesidad de nuevas zonas verdes también forma parte de las demandas vecinales, sobre todo de aquellas formadas por parejas jóvenes.

El volumen de población joven que llegó atraída por unos precios más bajos también ha supuesto una pesada carga para el servicio de pediatría. Este problema es como la pescadilla que se muerde la cola. La población flotante impide contabilizar el número real de tarjetas sanitarias y si este no aumenta, tampoco pueden solicitarse más especialistas infantiles.

Lo mismo ocurre en María de Huerva, donde las principales deficiencias se dan en equipamientos educativos, culturales y deportivos, además de la más que necesaria mejora de servicios sanitarios y de transporte.

El segundo médico que evitará que cada vez que haya una urgencia el centro de salud tenga que cerrar llegará en febrero. Este año también se construirá una nueva guardería, que se sumará a otra reciente mejora en el sistema educativo: la apertura del comedor escolar. El crecimiento también ha ido acompasado del aterrizaje de numerosas entidades bancarias y hasta de ocio infantil.

Este artículo merece ser acompañado de una canción de Labordeta que dice así:

Yo soy igual que mi padre mi padre fué labrador yo soy igual que mi padre el camino la lluvia el viento el sol la tristeza el pedrisco el arbol sin flor el hambre el trabajo el esfuerzo el dolor el cansancio la tierral a muerte el adiós todo es igual Ayer y hoy.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s